domingo, 8 de noviembre de 2009

¿Por qué es común el suicidio en los adolescentes?

La inclinación suicida se conoce como la idea individual de cometer suicidio o el deseo de quitarse la propia vida.
Debido a que los jóvenes en este periodo de la vida se enfrentan a una etapa de mucho estrés, confusión, miedo e incertidumbre de manera intensa y constante. La mayoría del tiempo están pensando en alcanzar el éxito, solucionar conflictos de manera rápida y tomar decisiones sin equivocarse.
Generalmente los problemas familiares, los cambios drásticos de su rutina diaria, los cambios de hogar, de amistades y las rupturas amorosas son hechos que los afectan profundamente ya que los ven como dificultades difíciles de sobrellevar.
Aunque no es 100 por ciento confiable psicólogos y entendidos en el tema aseguran que cuando un joven presenta depresión constante, sentimientos de tristeza o desesperanza, disminución del rendimiento escolar, pérdida del placer e interés en actividades sociales y deportivas, dormir poco o demasiado, cambios en el peso o el apetito, nerviosismo, inquietud o irritabilidad y abuso de drogas, es recomendable preguntar en tono amigable y directo que es lo que sucede de manera inmediata.
Sin olvidar que una comunicación directa, espontánea y permanente es la mejor solución ya que la falta de comunicación es la principal causa del suicidio.





¿QUÉ ES EL COMPORTAMIENTO SUICIDA?
El comportamiento suicida se define como la preocupación o acción orientada a causar la propia muerte de manera voluntaria. El intento de causar la propia muerte es esencial en esta definición. El pensamiento suicida hace referencia a ideas de cometer suicidio o el deseo de quitarse la propia vida. El comportamiento suicida hace referencia a las acciones concretas realizadas por quien está pensando o preparándose para provocar su propia muerte. El intento de suicidio normalmente hace referencia a una acción orientada a provocar la propia muerte que no logra su objetivo. El suicidio hace referencia a haber causado intencionalmente la propia muerte.

¿QUÉ SE SABE ACERCA DEL SUICIDIO ADOLESCENTE?
Suicidio es la tercera causa principal de muerte en jóvenes de 15 a 24 años de edad, y la tercera causa principal de muerte en niños de 10 a 14 años de edad. Según el Instituto Nacional de la Salud Mental (National Institute of Mental Health, NIMH), los resultados de la investigación científica establecen lo siguiente:
Se estima que hay de ocho a 25 intentos de suicidio por cada suicidio concretado, y la proporción es aun mayor entre los jóvenes.
Los principales factores de riesgo para el intento de suicidio en los jóvenes son la depresión, el abuso de sustancias y los comportamientos agresivos o perturbadores.
Los Centros para la Prevención y el Control de las Enfermedades (Centers for Disease Control and Prevention, su sigla en inglés es CDC) informan lo siguiente:
Los hombres tienen una probabilidad cuatro veces mayor de morir a causa de suicidio que las mujeres.
Sin embargo, las mujeres tienen mayor probabilidad de intentar el suicidio que los hombres.
Los armas de fuego se utilizan en más que la mitad de los suicidios de la juventud.




SEÑALES DE AVISO DE SENTIMIENTOS, PENSAMIENTOS O COMPORTAMIENTOS SUICIDAS.
Muchas de las señales de aviso de posibles sentimientos suicidas son también síntomas de depresión. La observación de los siguientes comportamientos ayuda a identificar a las personas que pueden encontrarse bajo el riesgo de intento de suicidio:
Cambios en los hábitos alimenticios y del sueño.
Pérdida de interés en las actividades habituales.
Retraimiento respecto de los amigos y miembros de la familia.
Manifestaciones de emociones contenidas y alejamiento o huida.
Uso de alcohol y de drogas.
Descuido del aspecto personal.
Situaciones de riesgo innecesarias.
Preocupación acerca de la muerte.
Aumento de molestias físicas frecuentemente asociadas a conflictos emocionales, como dolores de estómago, de cabeza y fatiga.
Pérdida de interés por la escuela o el trabajo escolar.
Sensación de aburrimiento.
Dificultad para concentrarse.
Deseos de morir.
Falta de respuesta a los elogios.
Aviso de planes o intentos de suicidarse, incluidos los siguientes comportamientos:
Verbaliza: "Quiero matarme" o "Voy a suicidarme".
Da señales verbales como "No seré un problema por mucho tiempo más" o "Si me pasa algo, quiero que sepan que ...".
Regala sus objetos favoritos; tira sus pertenencias importantes.
Se pone alegre repentinamente luego de un período de depresión.
Puede expresar pensamientos extraños.
Escribe una o varias notas de suicidio.
Las amenazas de suicidio significan desesperación y un pedido de auxilio. Siempre se deben tener en cuenta muy seriamente los sentimientos, pensamientos, comportamientos o planes de suicidio. Todo niño o adolescente que expresa ideas de suicidio debe ser sometido a una evaluación inmediatamente.
Las señales de aviso de sentimientos, pensamientos o comportamientos suicidas pueden parecerse a las de otras condiciones médicas o problemas psiquiátricos. Siempre consulte con el médico de su hijo para el diagnóstico.





video






No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada